lunes, 14 de marzo de 2016

Recordando Las Voces Olvidadas

Ha pasado mucho tiempo desde la última entrada....
Hoy quiero compartir alegría, tristeza, añoranza y AMOR, mucho amor.
Ya hace dos meses que Carolina tiene cinco años. Toda una chica mayor!!!! Pronto su hermanito cumplirá los tres, y Carolina es la mejor hermana mayor que podría tener. Siempre está pendiente de él, y si hace algo peligroso, acude a nuestro aviso. Bueno, siempre hay alguna que otra pelea, pero es que los hermanos son así!
Pero, a veces, nos acordamos de nuestra hermana mayor, la más mayor, la primera, Sabela. Carolina, sin haberla conocido, siente mucho amor por ella, y, de vez en cuando, habla de ella, de que se murió en la barriguita de mamá, de que es su hermana mayor, de que la echa de menos, etc. Pues hoy, es un día importante en la vida de nuestra familia. Hoy, hace exactamente ocho años, recibíamos, papá y yo, la noticia de que el corazón de Sabela ya no latía más.... Hoy es un día triste y, a la vez, alegre. Triste, porque Sabela no estará nunca con nosotros, nunca sabremos si tendría los ojos oscuros o claros, si su pelo sería rubio como el de Carolina o negro como el de mamá, si le gustaría jugar a ser un tigre como a sus hermanos o si preferiría jugar a las casitas,..... HOY ES UN DÍA TRISTE!
PERO TAMBIÉN ALEGRE. Alegre porque recordamos cada minuto que Sabela estuvo con nosotros, porque el poquito tiempo que tuvimos fue perfecto como fue, porque yo sé que en algún lugar Sabela está observando y cuidando de sus hermanos pequeños, porque el amor entre hermanos puede vencer incluso la barrera de la muerte.
Hoy podremos acariciar la pequeña muñeca de Sabela, que nos recuerda que "el diferente" también forma parte. Porque Sabela también forma parte de nuestras vidas y de nuestra familia, y siempre será así.
Os quiero mis princesas y príncipe!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada